Técnicas y consejos para la pintura de casas y comunidades de vecinos

La apariencia y el aspecto de un hogar es uno de los puntos que más confortabilidad da a una casa, ya que depende del color transmite unas sensaciones u otras.

Sin embargo, dar un cambio de imagen a tu hogar no es una tarea sencilla. 

Por eso, existen empresas que solucionan y satisfacen tu necesidad. Darsa (https://www.darsa.es/reformas-madrid/empresa-de-pintura-en-madrid/) es una de ellas. Su empresa, ubicada en Madrid, realiza cualquier trabajo de pintura que solicite el cliente, ya sea un piso, una casa o una comunidad de vecinos.

Su equipo de trabajo realiza las tareas de forma rápida y eficaz, logrando unos resultados altamente satisfactorios para los clientes. Para ello, emplea técnicas muy profesionales que implican quitar el gotelé, si lo hubiera, o viejas pinturas para proceder a alisar la superficie a pintar y prepararlas de la forma idónea para ser pintadas de nuevo.

Así, Darsa se define como una empresa capaz de realizar cualquier cambio de pintura en la estética de un hogar y una empresa que se adapta a cualquier necesidad del cliente.

La obtención de estos buenos resultados parte de una serie de técnicas y consejos que son clave para obtener una pintura duradera y precisa en el tiempo. Estos se pueden resumir en cinco:

En primer lugar, la elección de pinturas de calidad. La utilización de pinturas de una calidad superior, aunque el precio se leve ligeramente, permite un mayor cubrimiento de la estancias o habitaciones que pintemos, es decir, que con menos pasadas el resultado seria igual de satisfactorio. Esto es un ahorro muy notable en el tiempo. Con la elección de la pintura, cabe destacar que se debe hacer una elección de las herramientas, tales como pinceles o rodillos. Al final, lo barato sale caro y utilizar herramientas de mala calidad hará que el resultado sea, con toda probabilidad, peor.

En segundo lugar, proteger el espacio a pintar. Para realizar un trabajo limpio y eficaz, se deber proteger todo el lugar que vaya a ser pintado, sobre todo si las superficies son delicadas. Normalmente basta con cubrir el suelo y los muebles con plásticos, y, así, evitar las manchas cuando la pintura gotee. También se deben colocar unas cintas alrededor de las ventanas, de las puertas y de los rodapiés. Si no manchas, no limpias. Y así, más eficacia y productividad.

En tercer lugar, llevar a cabo técnicas básicas. Para que el resultado de la pintura sea perfecto, lo primero que hay que hacer, nada más abrir el bote, es mezclar y mover el contenido del mismo. Después, se extiende la pintura por la superficie con el contenido bien escurrido, para evitar goteos. La pintura con rodillo o con pincel consta de tres pasos: aplicar la pintura, extenderla y alisarla por toda la superficie hasta obtener un mismo resultado.

En cuarto lugar, utilizar los pinceles y el rodillo de forma idónea. Algo tan sencillo como mojar bien un pincel en la pintura puede influir en el resultado final del trabajo realizado. El pincel se debe introducir en la pintura, únicamente un tercio, no de forma completa. Además, hay que usar la parte más ancha del pincel para pintar las superficies grandes y planas y la parte estrecha para los bordes. Así se evitan errores. En el caso del rodillo, para un mejor resultado, hay que humedecerlo con agua para eliminar algunas marcas o salientes que existan en él. Después, al igual que con el pincel, hay que pintar por secciones y, para evitar marcas, se pinta desde las partes secas hasta las zonas con pintura más fresca. Para la aplicación, simplemente se moja el rodillo en la pintura de la bandeja y se rueda ligeramente para repartir la pintura a lo largo de la herramienta.

Y, por último, limpiar y guardar las herramientas. Un trabajo impecable lo es hasta el final, por eso, entre los consejos se incluye la limpieza de las herramientas. Para su uso posterior, es ideal limpiar los pinceles y los rodillos con un disolvente y enjuagarlos repetidamente con jabón, si es posible, neutro. Después, se suelen envolver en papel de periódico para secarlas y eliminar cualquier resquicio de humedad. Solo entonces, cuando estén completamente secas, se procede a guardarlas en su lugar.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.