«Paremos la dictadura de la burguesía»

El autor del texto de opinión es Julen Mailharin Ortigosa, miembro de Gazte Koordinadora Sozialista

Sube la gasolina, más de un 25% el último año. Sube la electricidad, marcando record histórico con más de 400€/MWh. Sube el alquiler, un 40% en los últimos 5 años. Sube el pan y los productos alimenticios, un 31% el índice internacional del precio de los alimentos en un año. Se expande la OTA pronto acechando también la periferia de Pamplona. Incluso la Villavesa subirá un 4% junto con las tasas de recogida de residuos. Mientras tanto, los salarios no se acercan para nada al mismo ritmo ascendiente (lo mismo ocurre también con las pensiones). Con lo cual, cada vez es más cara la vida, cada vez tenemos menos capacidad adquisitiva.

En cuanto a la juventud, la situación deja mucho que desear, los trabajos cada vez apuntan más a ser temporales y con poca estabilidad. Dos tercios de la juventud está en el paro y con la subida del alquiler la emancipación ha dejado de ser una opción real. Parece que nos quieren acostumbrar a lo que nos tienen preparado para el futuro. Y por no hablar de la sumisión, control e ideologización a la que nos quieren someter mediante las nuevas tecnologías.

Esto no es un problema coyuntural en el que solo unos pocos se verán afectados. Estas son las consecuencias de una gran crisis de acumulación que muchos sufriremos y estamos sufriendo. Una crisis que comenzó a golpear en el año 2008; una crisis después de un ciclo de producción que tanto dinero le ha hecho ganar a la gran burguesía. Entre los diferentes factores que caracterizan esta crisis están las dificultades en la extracción de combustibles fósiles, problemas en las cadenas de distribución y transporte, desabastecimiento de microchips para la producción de automóviles… A fin de cuentas, el modelo de producción se está quedando obsoleto y mediante la subida de los precios pretenden mantener las tasas de ganancia vaciando los ahorros de la clase trabajadora. Ello permitirá estabilizar otra vez el enriquecimiento de los más ricos, y comenzará otro ciclo de producción.

Todo ello nos está sacudiendo mientras que la expansión de un virus ha acaparado toda la atención mediática. Nos han hecho olvidar quienes son los poderosos que deciden sobre nuestra salud, que hacen negocio con las vacunas, los test de antígenos y las mascarillas. Los que además nos incriminan a la juventud de que el problema es nuestra irresponsabilidad y por si fuera poco la movilización no es una opción, como si no hubiera razones para salir a la calle.

Pero el futuro no tiene por qué ser tan negro si optamos por organizarnos, si optamos por organizarnos fuera de las instituciones de los políticos profesionales que cada día demuestran que nada pueden hacer. Esto es lo que nos lleva a GKS (Coordinadora Socialista Juvenil) convocar una manifestación el día 29 de enero, que saldrá a las 18:00 desde el paseo Sarasate.

En Berriozar hemos quedado a las 17:00 en el Decathlon para subir todos juntos. ¡Anímate!

También te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.