Osasuna se centra en los partidos directos

Foto: José Ángel Ayerra

Está logrando la salvación gracias a sacar victorias importantísimas ante rivales por la permanencia, como Eibar o Alavés, dejando escapar eso sí muchos puntos ante los favoritos al título y equipos cabeceros.

La temporada 2020-2021 de Osasuna está siendo de manual hacia una salvación que cada vez parece más cerca. Sus triunfos contra los rivales de la zona media y baja de la clasificación le están dando una suma importante al equipo de Jagoba Arrasate, que espera certificar sin demasiado sufrimiento la permanencia por segunda temporada consecutiva en LaLiga Santander.

Es cierto que el equipo ha sumado muy poco contra los clubs que luchan por el campeonato, aquellos como el FC Barcelona, Atlético de Madrid o Real Madrid por los que La Liga apuesta por el gran favorito para alzarse con el título en este tercio final de competición. En total, suman un punto en cuatro enfrentamientos, seis si contabilizamos las dos derrotas sufridas ante el Sevilla, el cuarto en discordia.

Pero está claro que esa no es su guerra y a pesar de que esos encuentros siempre crean una ilusión especial tanto a la afición como al vestuario, son normalmente los más complicados de sacar adelante y tampoco hay que perder demasiado tiempo en analizarlos más que otros, quedándose solo con los aspectos positivos de este tipo de partidos tan complejos.

Por eso, Jagoba Arrasate y sus chicos prefieren centrarse en los duelos directos, aquellos que les enfrentan sobre todo a los equipos que tienen por debajo suyo en la tabla clasificatoria de LaLiga, los que entienden que les conducirán a la permanencia. Y en base a ese camino, tras sus victorias frente al Eibar, Levante y Alavés, el cuadro rojillo está cada vez más cerca de mantenerse.

Por lo tanto, parece que este Osasuna ha sabido centrar bien los esfuerzos del equipo, conociendo sus debilidades en el juego, principalmente en las tareas ofensivas, ya que no está viendo puerta con facilidad, y a partir de ahí llegar con la mejor disposición posible a esos encuentros marcados en rojo en su calendario, aquellos que tiene que ganar sí o sí.

Cuidado con las últimas jornadas

De cara a lo que resta de la temporada, aparecen unos próximos duelos como los trascendentales para que el equipo logre el colchón suficiente con el descenso como para vivir unas últimas jornadas tranquilas. El objetivo es llegar al encuentro contra el Cádiz de la trigésimo sexta jornada de Liga, con los deberes hechos y si no, finiquitar ahí de manera matemática la salvación, ante uno de los equipos que seguramente esté metido en esa lucha por eludir el descenso.

Sobre todo porque no parece inteligente para el cuadro navarro tener que depender de lograr muchos puntos en sus cuatro últimos duelos, en los que además del partido en casa contra el Cádiz, el conjunto rojillo tiene que visitar San Mamés, el Wanda Metropolitano y recibir a la Real Sociedad para cerrar la temporada.

En resumen, Osasuna ha emprendido el camino hacia la permanencia en esta Liga Santander 2020-2021 gracias al hecho de obtener los resultados favorables ante sus rivales directos por la salvación. Pero no debe de confiarse de aquí en adelante, siendo siempre consciente de que alcanzará esa meta solo si sigue por esa misma línea de ganar a los de abajo.

También te puede interesar

Ruta del Bokata

OFERTA de aire acondicionado en Berriozar

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.