Montar una franquicia: una magnífica idea para posibles emprendedores


Este sector está generando buena parte del empleo entre personas desempleadas, y además permite montar tu negocio en no demasiado con un importante apoyo de la franquicia y en condiciones de competir en igualdad con las grandes cadenas 

Berriozar, 14 de diciembre

Recientemente la capital navarra acogió un más que interesante evento titulado Emprendefranquicias, con el apoyo de la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social, ANEL. Sin duda, montar una franquicia copiando (bien) fórmulas de éxito que funcionan en otros lugares es una magnífica idea de negocio para posibles emprendedores. Este sector está generando buena parte del empleo entre personas desempleadas, y además permite montar tu negocio en no demasiado con un importante apoyo de la franquicia y en condiciones de competir en igualdad con las grandes cadenas.

Por dar algún dato, las franquicias de éxito más importantes en 2017 fueron las de alimentación, con casi 12.700 locales, seguido por franquicias de belleza estética y automoción o servicios. En España las franquicias supusieron un volumen de facturación que rondó los 27.000 millones de euros el año pasado.

Está claro que para el franquiciado esta opción minimiza sus riesgos al impulsar un negocio y facilita mucho la labor de dar a difundir una determinada marca, o la elección de los proveedores, imagen, o incluso la forma de trabajar que puede ya considerarse un estándar de la marca.

Igualmente para el emprendedor no es lo mismo acudir a una entidad financiera con un proyecto desconocido que con otro que ya ha funcionado con éxito en otro lugar y que tiene un soporte detrás.

Evidentemente, toda empresa y proyecto tiene riesgos y por eso hay que pensar muy bien la elección del mejor local, y la franquicia más adecuada para cada entorno, porque no todos los negocios funcionan igual en todos los sitios. Otro riesgo es la letra pequeña de los contratos privados, y por eso es conveniente dejarse asesorar por expertos en franquicias para alcanzar el acuerdo que más se ajuste a nuestras necesidades y que éste sea beneficioso para el franquiciador y el franquiciado.

Por otra parte, deberemos enfrentarnos a un proceso de selección, ya que como es lógico las franquicias de mayor éxito no van a hacer un contrato con el primer autonómo que llame a su puerta, por lo que la exigencia en relación al futuro negocio parte del impulso que cada cual ponga a su proyecto. Hay que tener el intangible de empresario para triunfar en un mundo cada vez más competitivo, también en el sector de las franquicias.

En Navarra, también existen cadenas de franquicias de éxito, y de cara a buscar ideas o consejos, puedes asesorarte en ANEL, situado en el barrio de Azpilagaña y que trabaja por el crecimiento de este modelo empresarial reconocido a nivel europeo como motor de desarrollo sostenible e innovación social, que genera sentido de pertenencia y contribuye a vertebrar el territorio. No en vano, Navarra es la CCAA de todo el país que más empresas de economía social creó en 2016. Por algo será.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.