Los contenedores verdes para restos de podas y jardines se retirarán en Berriozar y Berrioplano

Foto: Una zona de compostaje

La gestión de los biorresiduos se realizará íntegramente mediante compostaje. Para la gestión de restos de poda y jardinería se crearán puntos de acopio y triturado en las propias localidades en las que se han generado

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha anunciado esta mañana los cambios que se van a llevar a cabo en la gestión de la materia orgánica y de los restos verdes generados en localidades del ámbito rural con menos de 200 habitantes. 

Los dos cambios anunciados, que se llevarán a cabo en los próximos meses y afectarán a 212 núcleos habitados con un total de 13.414 habitantes, son extender el compostaje doméstico y comunitario, así como eliminar los contenedores de restos verdes en dichas localidades. Ambas acciones permitirán evitar el transporte de estos residuos, lo que supondrá ahorro de energía, la reducción de emisiones de CO2 y el aprovechamiento in-situ tanto del compost como de los restos verdes en huertas y en zonas verdes. A su vez, esta gestión ofrecerá a la población alternativas para la separación de todas las fracciones de residuos que se generan, con el objetivo final de tratar el 100% de la materia orgánica que se genera.

En el acto, celebrado en el área de compostaje comunitario de Tajonar, ha intervenido el presidente de la MCP, David Campión, que ha estado acompañado por la concejala del Ayuntamiento del Valle de Aranguren, Tere Ramos, y el presidente del Concejo de Tajonar, Miguel Fernández.

Foto: Un momento de la presentación

Compostaje en las áreas rurales

En la zona rural, la gestión de la materia orgánica deberá hacerse íntegramente mediante compostaje en origen. Desde el año 2006, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona viene impulsando la práctica del compostaje doméstico y comunitario, facilitando los materiales y formación necesarios para generar compost en casa. Esta práctica es beneficiosa para el medioambiente ya que evita traslados de residuos. Además, la población rural mejorará la fertilidad de las huertas y jardines con el aporte del compost producido. 

Los domicilios que todavía no se hayan sumado el compostaje doméstico podrán solicitar un compostador a la Mancomunidad. En los municipios con algún domicilio que no pueda participar en el compostaje doméstico se instalará junto al resto de contenedores de su municipio un compostador comunitario donde deberán depositar los residuos orgánicos separados. De esta forma, todas las personas residentes en estos municipios dispondrán de una solución para la separación y tratamiento de la materia orgánica.

Puntos de acopio y triturado de restos verdes

Para los residuos de podas, huerta y jardín, hasta la actualidad muchos municipios disponían de contenedores de restos verdes cuyo contenido era retirado periódicamente por la MCP. En los próximos meses dichos contenedores serán retirados y en su lugar se crearán puntos de acopio y triturado. Las personas que no puedan gestionar los restos de poda en su domicilio, podrán llevarlos hasta esos puntos. Posteriormente, personal de la Mancomunidad pasará por los puntos de acopio para realizar el triturado del material que quedará disponible para ser utilizado en compostadores domésticos, comunitarios o para su aprovechamiento en zonas verdes de la localidad. 

No obstante, se podrá solicitar a la Mancomunidad un servicio de retirada de residuos de poda y jardinería en contenedor provisional que supondrá un coste de 100€ / viaje + IVA. 

La MCP ya ha remitido cartas informativas a todos los municipios afectados y para que, en aquellos casos donde sea necesario, determinen los lugares más apropiados para la instalación de los puntos de acopio y triturado. Próximamente personal técnico de la Mancomunidad se pondrá en contacto con cada ayuntamiento para precisar todos los detalles relacionados con estas nuevas medidas.

Cabe señalar que la materia organica y el compost van a ser cada vez más valorados, ya no solo por temas ambientales, sino también económicos. Un buen indicador está en los abonos químicos que han duplicado su precio en solo un año, al ser dependientes de fuentes de energía fósil. Por ello, las localidades rurales es donde se tiene que ser más consciente de la importancia de la economía circular.

Neutralidad en carbono 2030

Las dos acciones anunciadas se integran en la estrategia energética de la MCP para ser una entidad neutra en carbono en el año 2030. Los objetivos son reducir las emisiones de CO2 derivadas de los traslados de residuos en el ámbito rural y lograr el autocompostaje del 100% del residuo orgánico generado con un 85% de participación.

Hay que recordar que hace un año, en febrero de 2021, la MCP aprobó su ‘Estrategia de Cambio Climático y Energía’ que apuesta por alcanzar la neutralidad en carbono en el año 2030, adelantándose en 20 años al objetivo europeo.

La Mancomunidad y su sociedad de gestión SCPSA han puesto en marcha diferentes iniciativas para reducir la huella de carbono. Entre ellas, las más importantes son las acciones en el ámbito de los residuos, la separación de la materia orgánica de los residuos mediante el 5º contenedor y el compostaje doméstico y comunitario, así como el proyecto del nuevo centro ambiental de la Comarca de Pamplona para el tratamiento de los residuos.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.