Todo lo que necesitas saber sobre tu caldera

Las calderas son como la salud, no les das importancia que se merecen hasta que empiezan a dar problemas. Y no importa lo bien planificado que tengas el día, que si te falla la caldera y no tienes agua caliente, todo puede convertirse en un verdadero desastre.

Por eso, para ahorrar problemas, es importante saber cómo funcionan, qué es necesario para mantenerlas funcionando en condiciones óptimas, si representan algún problema, y cuándo es el momento de pensar en reemplazar una caldera.

¿Cómo funcionan las calderas?

El término «caldera» es un remanente del pasado, cuando las calderas del vapor hervían literalmente el agua para generar vapor. Las calderas actuales, generalmente, calientan agua, utilizando gas natural, butano o propano para poder hacerlo.

Este agua caliente es distribuido a cada radiador mediante una red de tuberías. Esto hace que el calor se distribuya más uniformemente por toda la habitación, proporcionando una temperatura más homogénea en todo el hogar durante los meses de invierno.

La mayoría de las calderas puede calentar el agua dentro de un rango entre los 60 y los 90 grados, dependiendo del sistema de radiadores que esté instalado. Esta temperatura se puede regular mediante un termostato que podemos aumentar o disminuir a nuestro antojo.

¿Cuáles son las causas más comunes por las que las calderas se rompen o dejan de funcionar?

Aunque una caldera rota en verano puede ser un gran inconveniente, la mayoría de las averías tienen lugar al comienzo del invierno. Cuando, después de unos meses inactivas, vuelven a la vida con las bajas temperaturas, y aquí es cuando pueden surgir problemas e inconvenientes.

Y, por supuesto, tu avería coincide con el peor momento del día, un fin de semana en el que todos los miembros de la familia necesitan una ducha y encender la calefacción. Por suerte, los servicios de preparaciones 24 horas como https://en24horas.com.es/reparacion-calderas-pamplona/, están disponibles cualquier día de la semana, a cualquier hora.

  • Fallos en las válvulas, problemas con el termostato o un bajo nivel de agua que puede derivar en una pérdida de la temperatura o el calor.
  • La oxidación en tuberías, o la mala colocación, puede dar problemas de goteos o fugas de agua.
  • El aire dentro del sistema es una causa común que produce ruidos extraños, silbidos o gorgoteos.
  • La pérdida de presión puede ser debida a una fuga de agua en el sistema, o a que la válvula de alivio de presión necesita ser reemplazada.
  • Una avería en el termopar puede hacer que los pilotos de luz no funcionen.
  • Las averías del termostato pueden hacer que la calefacción se encienda y se apague en cualquier momento.
  • La acumulación de cal debido al paso de agua restringido puede producir ruidos extraños.
  • Una obstrucción en las tuberías impide que haya un flujo fluido hacia los radiadores, y es probable que los radiadores dejen de calentar.
  • Si la caldera se apaga inesperadamente, puede deberse a una baja presión, problemas con el termostato o la falta de flujo de agua debido a una válvula cerrada.

La mayoría de estos problemas y averías tienen que ser solucionados por un profesional del sector, como los que encontrarás en la web https://servicio-util.com/reparacion-calderas-pamplona.

¿Cuáles son las cosas más importantes que debes saber sobre el sistema de calefacción de tu caldera?

Hay calderas de eficiencia estándar o modelos de alta eficiencia. El objetivo de estas últimas es minimizar las emisiones de gases perjudiciales a la atmósfera. Para ello, se utilizan las calderas de condensación, que sustituyen los gases  con contenido en azufre, por la energía latente en el vapor de agua.

El tipo de radiador que tienes instalado, si es de hierro fundido, de aluminio, o de acero inoxidable.

Y quién asumirá el mantenimiento de la caldera. ¿Estás dispuesto ha hacerlo tu mismo, o vas a contratar a una empresa que haga el mantenimiento por ti? Se recomienda un mantenimiento anual para confirmar que la caldera funciona de manera segura y eficiente. Esta revisión también puede ayudar a identificar problemas potenciales.

¿Qué implica el reemplazo de una caldera?

Las calderas pueden ser sistemas simples o complicados de instalar, y requieren una comprensión profunda del sistema de distribución de agua de una casa. Sólo técnicos experimentados como https://superprofesionales.es/reparacion-calderas-pamplona/ son capaces de realizar un análisis completo de tu hogar y sistema de distribución, para proporcionarte la información que necesitas para tomar la mejor decisión para tu hogar.

¿Cuál es el riesgo de quemaduras asociadas con el uso de radiadores de agua caliente?

El riesgo de que alguien que ande cerca del radiador se queme al contacto es relativamente bajo, suponiendo que se mantiene la temperatura del agua en la configuración correcta. Esto es especialmente importante si tu hogar utiliza los radiadores más antiguos de hierro fundido, que pueden estar calientes al tacto si la temperatura del agua es demasiado alta.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.