La suciedad en las calles por los excrementos de los perros centró gran parte de la sesión plenaria del Ayuntamiento de Berriozar

Aprobada por unanimidad, y con unas modificaciones planteadas por el equipo de Gobierno una moción del grupo socialista que pedía una campaña de concienciación y mayores sanciones para los propietarios que incumplan las normas y no recojan las deyecciones caninas

Pamplona/Iruña, 1 de febrero de 2018

La suciedad en las calles por los excrementos de los perros centró gran parte de la sesión plenaria ordinaria del Pleno del Ayuntamiento de Berriozar correspondiente al mes de enero.

Se debatió una moción, aprobada por unanimidad- y con unas modificaciones planteadas por el equipo de Gobierno-,planteada por el grupo socialista y que pedía una campaña de concienciación y mayores sanciones para los propietarios que incumplan las normas o no recojan las deyecciones caninas.

La iniciativa partió del grupo municipal socialista que registró una moción tras solicitar reiteradamente “a la comisión de urbanismo, tanto a su presidente como al alcalde de Berriozar, buscar una solución para acabar con esta situación, viendo que por parte del equipo de Gobierno no se busca una solución al respecto”, ha señalado la portavoz del PSN, Pilar Moreno.  Moreno exigió que “se multe a estas personas que no son responsables de sus perros ni respetuosos con el cuidado de las calles y la respuesta de este equipo de gobierno es que no se va a multar pero lo curioso es que tampoco hacen nada”.

El portavoz de UPN, Daniel Cuesta señaló que “el problema no solo radica en las heces de los perros sino en la limpieza en general de Berriozar” y opinó que  podía ser positivo “hacer una campaña conjunta incidiendo en ambos aspectos y empezar a sancionar tanto a quienes no recogen las heces como a quienes depositan en el suelo cualquier otro elemento” y han criticado que “en estos dos años y medio no se ha hecho nada y pedimos que pase de las palabras y las ideas, a los hechos”.

Por su parte, Teresa Burgui de I-E también hizo referencia a la necesidad de mejorar la limpieza y la concienciación ciudadana, y abogó por sancionar a los propietarios que no pongan bozal a los perros peligrosos; aunque consideró que la moción, en su exposición de motivos, daba una imagen muy negativa de la localidad que no era la real.

El portavoz de Geroa Bai, Patxi Unzué considera que este asunto que tiene que ver con los residuos es competencia de mancomunidad, por lo que ha instado a que sea el ente mancomunado el que hiciera una mayor concienciación social.

Mientras, el alcalde Raúl Maiza, de EH Bildu, planteó que la moción recogiera también la necesidad de incidir en aspectos de limpieza general y reconoció que el consistorio tiene obligación de sancionar estas conductas porque existe una ordenanza municipal, aunque insiste en que policía municipal tiene otras muchas tareas en su cometido habitual y enmarcó la problemática de las ‘cacas’ de perro en una cuestión de poca educación.

Así las cosas se aprobó por unanimidad una moción con el siguiente acuerdo:

1_El Ayuntamiento de Berriozar realizará una campaña de recogida de excrementos y de limpieza en el término de Berriozar.

2_El Ayuntamiento de Berriozar sancionará a los dueños de los perros que incumplan la Ordenanza Reguladora de la Tenencia de animales Domésticos.

 

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*