La evolución del sector del Juego online en España y el ejemplo de Agustín

El juego online mueve cifras millonarias en monto anual. El crecimiento del mismo ha sido de un 30% en estos últimos años. Y aunque parece ser un crecimiento imparable, lo cierto es que muchos inversores se quejan de los altos impuestos que deben de afrontar.

Berriozar, 30 de enero de 2018

Antes de 2012, el sector del juego online era un mar de turbulencias al no estar regulado. A partir de ese momento se aprueba la famosa Ley del Juego. Y, aunque esta ley permite que el apostador esté seguro a la hora de apostar su dinero en las plataformas, estas últimas se quejan de pagar tantos impuestos, además del hecho de tener que cumplir con tantas normativas.

Aunque el volumen de negocios de la industria del juego de azar en Espaňa ha aumentado mucho en estos últimos años, no es nada comparado con las cifras que mueven otros países. Y es que los costes de entrada son muy elevados. Los impuestos son muy elevado en comparación con otros países, también hay que considerar que la competencia es muy elevada, por lo que cualquier nuevo negocio que se quiera constituir lo tiene complicado para marcar alguna diferencia.

La cosa se complica todavía más cuando descubrimos que hay diferencias importantes en las diferentes Comunidades Autónomas. Es por ello, por lo que los dueños de estos negocios exigen una mejor convergencia fiscal.

Industria hizo una inversión de un total de 226,5 millones de euros en publicidad de este tipo de negocio, así como en labores de promoción y patrocinio en tan sólo 2016. Sin embargo, teniendo en cuenta los altos gastos que deben de invertir los operadores, esta publicidad no siempre sale rentable.

Una casa de apuestas, o casino online, debidamente constituido será capaz de ofrecer todas las garantías que necesita el usuario para apostar su dinero. Sin embargo, teniendo en cuenta los altos impuestos que se han de afrontar, algunos inversores deciden no legalizar el negocio.

Un ejemplo de ello es el de Agustín, un hombre de 38 años de Navarra que se dedicó a gestionar apuestas por WhatsApp, consiguiendo un total de 3500€ netos al mes (y esto lo conseguía trabajando menos de 2 horas diarias). Según ha declarado a los medios (aunque sin desvelar su identidad real), llega a manejar hasta 40.000€ gestionando las apuestas de más de 30 clientes.

Las autoridades se esfuerzan continuamente para evitar que se repitan este tipo de situación, pero lo cierto es que el encarecimiento de impuestos en este sector no lo pone nada fácil. Es posible que la situación mejore de cara a unos años, cuando mejore al mismo tiempo la economía del país. Por el momento, tendremos que esperar.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*