Investigan a un hombre por ser el presunto autor del alunizaje en una panadería de Berriozar

Zona acordonada. Foto: @Albitxuiin01

Hurtó un vehículo en Pamplona, con el que cometió hasta ocho robos, algunos por el método el alunizaje

Agentes de la Policía Foral y de la Policía Municipal de Pamplona, con la colaboración de la Policía Local de Berriozar, investigan a un vecino de Pamplona de 45 años, que está en prisión por sus numerosos antecedentes, como presunto autor de un delito de hurto de uso de vehículo, cuatro robos con fuerza en establecimientos comerciales y un robo con fuerza en el interior de un vehículo, así como otro de daños y otro de conducción temeraria.

Los hechos sucedieron en septiembre del año pasado, cuando el presunto autor sustrajo un vehículo estacionado en las cercanías de la plaza de toros de Pamplona. Con él, se desplazó por diversos puntos de la capital navarra, donde perpetró robos en establecimientos del Segundo Ensanche, Iturrama y San Juan, iniciando la Policía Municipal la correspondiente investigación. Luego se supo que se desplazó hasta Berriozar y Nuevo Artica, donde accedió a otro comercio y perpetró un robo en el interior de un vehículo que investigaba la Policía Foral.

En el lugar del primer robo, en el Ensanche pamplonés, los agentes encontraron restos de sangre que podrían pertenecer al autor de los hechos, por lo que tomaron muestras para su análisis en laboratorio. Se da la circunstancia de que varios testigos alertaron a la Policía Municipal de la presencia de un turismo que circulaba a gran velocidad por diversas calles del casco antiguo, y que a la postre resultaría estar implicado en los hechos.

Posteriormente se tuvo conocimiento de otros robos en Iturrama y San Juan, en los que se encontraron elementos de un turismo empleado presuntamente para intentar acceder al interior de sendos comercios por el método del alunizaje. El análisis de las cámaras de vigilancia del tráfico permitió realizar un seguimiento del turismo, en el que los agentes comprobaron que había abandonado la ciudad por la Avenida de Guipúzcoa, pudiendo cometer un delito de conducción temeraria al circular a gran velocidad por el carril bici, poniendo en grave riesgo la integridad física del usuario de un patín eléctrico, que tuvo que apartarse para no ser arrollado.

Posteriormente, en Berriozar, el presunto autor empotró el vehículo contra una panadería para acceder a su interior y hacerse con la caja registradora. En la inspección ocular la Policía Foral descubrió de nuevo piezas del mismo vehículo utilizado en los robos anteriores, así como restos de sangre que resultaron ser de la misma persona.

Finalmente, agentes de la Policía Municipal de Berriozar localizaron en Nuevo Artica el vehículo. Presentaba numerosos daños exteriores y restos de sangre. Junto al mismo se encontraba estacionada una furgoneta con una ventanilla fracturada y el interior revuelto, nuevamente con restos de sangre.

Los agentes encontraron en el interior del turismo objetos que pertenecían a la furgoneta y en las cercanías restos de la caja registradora, monedas y otros documentos pertenecientes a la panadería de Berriozar.

El análisis de la sangre encontrada en el vehículo sustraído y en varios de los comercios donde se había robado permitió identificar fehacientemente al presunto autor de los hechos, a quien se imputaron los delitos de hurto de uso de vehículo, contra el patrimonio, conducción temeraria y daños.

Las diligencias propias del atestado, realizado por el Grupo de Investigación de la Policía Municipal y la Brigada de Policía Judicial Norte de la Policía Foral, que incluye las denuncias de los perjudicados, han sido remitidas a un juzgado de guardia de Pamplona

También te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.