El TAN desestima el recurso contra la convocatoria del jefe de obras de Berriozar por exigir el conocimiento del euskera

Publicidad

En una resolución, contra la que cabe recurso, el Tribunal Administrativo da la razón al Ayuntamiento de Berriozar y argumenta su decisión en que el recurrente, el portavoz de Navarra Suma en el consistorio de Berriozar, no impugnó en su momento la plantilla orgánica municipal

Berriozar, 7 de agosto de 2020

El Tribunal Administrativo de Navarra ha desestimado el recurso presentado por Navarra Suma contra la convocatoria de concurso-oposición para la provisión temporal de un puesto de Jefe de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Berriozar.

En una resolución, dictada el pasado 29 de julio y contra la que cabe recurso, el Tribunal Administrativo da la razón al Ayuntamiento de Berriozar y argumenta su decisión en que el recurrente, el portavoz de Navarra Suma en el consistorio de Berriozar, Daniel Cuesta, no impugnó en su momento la plantilla orgánica municipal.

El portavoz de Navarra Suma consideraba en su escrito que la convocatoria exigía el conocimiento de euskera sin motivar la exigencia en la realidad sociolingüística local ni en las características del puesto, lo que supondría una falta de motivación causante de arbitrariedad y de infracción del principio de igualdad.

Sin embargo, el TAN asegura por contra que «en realidad no es en dicha convocatoria donde procede motivar tal exigencia de conocimiento de euskera, sino en la plantilla orgánica que asigna el perfil lingüístico al puesto a proveer». La resolución del TAN, que no entra a valorar el fondo del asunto, prosigue argumentando que «no procede encauzar la disconformidad con el perfil lingüístico determinado en la plantilla orgánica mediante un recurso contra una convocatoria que se limita a aplicarlo conforme al mandato expreso e inequívoca del transcrito artículo 235.1 de la Ley Foral de la Administración Local de Navarra».

Además, el TAN recuerda que «el corporativo recurrente pudo impugnar en su día la plantilla orgánica, aduciendo una insuficiente o inadecuada motivación de ese concreto perfil lingüístico; pero no lo hizo». «Por ende, en tanto esa previsión de la actual plantilla orgánica permanezca en vigor, el perfil de euskera de ese puesto ha de ser el P2, conforme al mandato expreso e inequívoco de la Ley Foral de la Administración Local de Navarra».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.