Osasuna ya casi tiene el ascenso

Foto: José Ángel Ayerra

Los ‘rojillos’, que no jugarán la próxima jornada por el hecho de enfrentarse al desaparecido Reus, podrían ser matemáticamente equipo de Primera si se dieran los resultados necesarios.

Líderes destacados de LaLiga 123, el Club Atlético Osasuna está muy cerca de concretar su ascenso a LaLiga Santander tras dos temporadas allí. Si Albacete y Mallorca pierden el próximo fin de semana, entonces los ‘rojillos’ serán a todos los efectos equipo de Primera División.

Con 74 puntos le sacan seis al segundo clasificado, el Granada, nueve al tercero, el Alba, y 10 al cuarto, el conjunto insular. Unas cifras que, a falta de cinco jornadas para el final, le colocan el primer ‘match ball’ a los hombres de Jagoba Arrasate el próximo fin de semana, curiosamente cuando estos descansarán.

Una o dos jornadas para cantar el alirón

En la jornada 38 el Osasuna se enfrentaría al ya eliminado Reus, por lo que sumará tres puntos sin necesidad de jugar. Eso, añadido a las cifras que maneja actualmente, abre la posibilidad de que en Pamplona se cante el alirón del ascenso el domingo por la tarde, tras la conclusión del Rayo Majadahonda – Albacete.

Sin embargo, una vez se logre, ya sea en esta o en la siguiente jornada, el objetivo de subir, la meta para el final del curso para los de Arrasate está puesta en ganar una Segunda División en la que cuentan con una gran ventaja sobre el Granada, el único que les podría discutir el título en base a los méritos deportivos y sus pronósticos. En otras palabras, hablamos de una lucha de solo dos candidatos y el Osasuna depende de sí mismo para salir campeón. 

Tras el ascenso, toca el título

Aun así, el Osasuna cuenta con una distancia importante que le deja muy cerca de su cuarto campeonato de Segunda en su historia. Para materializarlo tendrá, sobre todo, que conseguir mantenerse invicto en casa en una campaña en la que los ‘rojillos’ aún no saben lo que es perder en el Reyno de Navarra. Allí suman hasta el momento 16 victorias y dos empates y tan solo les restan dos encuentros, contra Real Oviedo y Las Palmas, lo que se traduce en que tendrán muchas posibilidades de no perder ni un partido ante su afición.

Si gana esos dos partidos, el conjunto navarro sería matemáticamente el primer clasificado de LaLiga 123, mientras que si no lo consiguen, tendría que esperar algún error de los granadinos, que seguramente llegará, o sumar en sus salidas a Cádiz y Córdoba.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.