El berriozartarra David Sánchez-Valverde presenta su nuevo libro de cuentos «Casi extintos. Casi eternos»

El libro recoge 22 historias con los mismos interrogantes vitales de su poesía pero esta vez expresados en relatos cortos y donde plasma temas existenciales en escenarios muy diferentes

Berriozar, 1 de marzo de 2019

Por Marian Baos (Momufela)

David Sánchez-Valverde Montero nació en Pamplona pero desde hace casi diecisiete años vive en Berriozar junto a su compañera e hijos.
Es enfermero de profesión, (vocación que le ha regalado grandes experiencias humanas), estudiante de Filosofía en la UNED y apasionado de la Historia. «Ama las letras como al aire porque han sostenido su vida en más de una ocasión».

-¿Cuándo empezaste a escribir?
-Escribo desde hace mucho, desde la adolescencia, pero con seriedad y constancia desde hace un puñado de años.

-¿Qué géneros cultivas?
– Fundamentalmente poesía y cuento, porque por ahora lo que siento que debo contar no excede nunca la extensión de un relato corto o cabe en el espacio de un poema.

-¿Has participado en algún certamen literario?
-Sí, con bastante regularidad. En 1994 quedé en segundo puesto en el VI Certamen nacional de relatos de enfermería Hospital San Juan de Dios de San Sebastián, con el cuento Brisa salada. Participo también en redes sociales literarias y me han publicado algún cuento en el podcast El Club del Relato y en su web hermana La Nebulosa Ecléctica.

-El año pasado publicaste tu primer libro «Mi primavera contra el mundo» ¿Qué tal fue la experiencia?
-Efectivamente la editorial ‘Poesía eres tú’ publicó mi primer poemario, y es muy satisfactorio y gratificante «dar a luz» tus creaciones, porque escribo para llegar a la gente, para que me lean, para compartir mi visión del mundo que creo que puede parecerse a la mirada de otros muchos. Cuando publicas deseas que tus letras puedan ayudar a alguien, «hay poemas que te pueden rescatar de algunas tristezas».

-Leyendo tus poesías percibo temas profundos pero a la vez cotidianos, escritos de una manera sencilla ¿De que tratan tus poemas?
-Es un intento de abordaje de los interrogantes vitales, intentándolo hacerlo sin prejuicios y sin miedo, desde un punto de vista filosófico, espiritual y humanista. Quiero plasmar la búsqueda del ser humano, que en el fondo está presente en todos nosotros, perfilando respuestas que a mí me han podido servir y de este modo quizá puedan ofrecer un poco de luz y hagan vibrar al lector.

‘Mi primavera contra el mundo’ está pensado como un viaje desde el hundimiento o la caída (la oscuridad), a la segunda parte más luminosa intentando descifrar un camino hacia la luz.

-Sabemos que el mundo editorial es complicado ¿Qué es para ti lo más difícil?

-Lo más delicado es encontrar una editorial en la que poder confiar y sentirte a gusto y que ella confíe en ti igualmente; este es quizás el mayor reto que existe. Diferenciar donde acaba el canto de sirena de las propuestas que solo buscan negocio con las ilusiones de la gente, frente a las que apuestan por tu trabajo y aman lo que hacen. Pero hay que ser realistas: las obras, en gran medida, las tienes que mover tú mismo. Y también quiero resaltar que sin el apoyo anímico y de venta a los familiares y amigos, no saldrías adelante. El mundo de la escritura es muy hermoso pero es muy difícil vivir de ella. Otra de las cosas que más me cuesta es dar por concluida una obra, soltarla, dejar de darle vueltas y de corregirla; colocarle las alas y que vuele. Si no la das por concluida, es como una herida que no dejas que cierre.

-En breve va a salir a la venta tu segundo libro «Casi extintos. Casi eternos» de la editorial Amaniel. ¿Son también poemas?
-No, en este caso es narrativa, veintidós cuentos, veintidós historias con los mismos interrogantes vitales de mi poesía pero esta vez expresados en relatos cortos. Plasmo temas existenciales en escenarios muy diferentes y muy variados.
¿Por qué ese título?
-El título se entiende del todo en relación al último cuento del libro. En la portada del libro puede percibirse el camino de la vida desde la infancia. Pretendo reflejar esa evolución. Hay muchas cosas que nunca se extinguen del todo; tal vez nosotros tampoco.

-Hay cuentos con ilustraciones e incluso alguno de ellos con unos códigos…
-Sí, mi amigo Iñaki Mendivil, aficionado a la fotografía es el responsable de las imágenes, y los códigos están relacionados con el canal podcast en el que se pueden escuchar en modo audiolibro para darle un extra añadido.

– Cuentos o poesía ¿Qué conecta más con la gente?
– Supongo que depende de gustos, pero lo que sí es cierto es que a la poesía le cuesta más hacerse un hueco entre los lectores, quizá sea por prejuicios o cierto temor. Es cierto que,en general, hace falta un poco de hábito, pero desde aquí animo e invito a todo el mundo a acercarse a la poesía y experimentar su lectura.
– ¿Qué te cuesta más escribir poesía o narrativa?
– Se me hace más difícil la poesía pero no por cuestiones técnicas sino por la vulnerabilidad que supone al escritor. La poesía puede ser pura emoción y tienes que ser consciente de que te vas a desnudar frente al lector. Con la narrativa te puedes esconder, al menos durante un tiempo, detrás de un personaje, pero con la poesía tus sentimientos sobre temas muy íntimos, quedan al descubierto.

– ¿Dónde podemos comprar tus libros?
-Los dos se encuentran en la Librería café Walden, en Katakrak y en Elkar.

Si quieren conocer más sobre el autor pueden consultar su página de Facebook o en la página club de poesia

Mucha suerte David y como el título de tu obra Tú serás Casi eterno, porque quien escribe permanece más allá del tiempo.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.