Desmantelan un laboratorio de cocaína en una bajera de Berriainz

En la nave se decomisaron seis bolsas termo selladas con 552 gramos de cocaína de gran pureza, productos químicos -acetona y amoniaco- para adulterar, batidoras para mezclar, una prensa y dos gatos hidráulicos para compactar cocaína, dos moldes metálicos para hacer paquetes una vez adulterada la droga, una envasadora al vacío y una báscula de precisión

Pamplona/Iruña, 4 de enero de 2018

Agentes de la Policía Foral, adscritos al Grupo de Delitos contra la Salud, han detenido recientemente a un vecino de Pamplona de 51 años, como responsable de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas. Como consecuencia de la operación se han decomisado 600 gr de cocaína y se ha desmantelado el laboratorio donde se recibía, procesaba y manipulaba para su posterior venta en Pamplona y localidades de la Ribera.

La investigación nació de una operación anterior, ya que el proveedor de cocaína sería el detenido en aquella ocasión en Madrid. La Policía Foral comprobó que había realizado una importante transacción de droga en Almazán (Soria) con destino a Pamplona. Además se pudo probar que el detenido y su pareja, también imputada, se dedicaban al menudeo de cocaína en bares de la capital navarra, evidenciándose una venta de 115 gramos de dicha sustancia en un día.

A la vista de las pruebas se solicitó una entrada y registro de su domicilio en Pamplona, en la que los agentes se incautaron de ocho bolsitas con unos 40 gr de cocaína preparadas para su venta, una bolsa de 648 gr de sustancia de corte, dos básculas de precisión, una envasadora al vacío y numerosas bolsitas de auto cierre utilizadas para portar dosis. En el momento de su detención portaba tres bolsitas de cocaína, 245€ fraccionados y tres teléfonos móviles para contacto con sus clientes.

Laboratorio en bajera de Berriozar

Seguidamente se procedió al registro de una nave sita en el polígono de Berriainz de Berriozar que utilizaba para “cocinar” la droga, donde la Policía Foral descubrió todo un laboratorio destinado a la manipulación y embalaje de cocaína a media escala.

Se decomisaron seis bolsas termo selladas con 552 gramos de cocaína de gran pureza, productos químicos -acetona y amoniaco- para adulterar, batidoras para mezclar, una prensa y dos gatos hidráulicos para compactar cocaína, dos moldes metálicos para hacer paquetes una vez adulterada la droga, una envasadora al vacío y una báscula de precisión. Por último la comisión judicial se trasladó a un trastero que poseía en Pamplona, donde los agentes descubrieron un paquete con 8.600 € en billetes de curso legal.

A la vista de la prueba e indicios el detenido ingresó en prisión por orden del juzgado pamplonés que ha instruido la causa.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.