Berriozar podrá disponer de su remanente de 4,63 millones tras la decisión del Gobierno central de eliminar las restricciones

Publicidad

Es uno de los municipios navarros con mayor remanente tras las ciudades de Pamplona, Tudela, Estella y Egüés

La decisión del Gobierno central de permitir a los ayuntamientos recurrir «sin límite» de sus remanentes de tesorería supondrá que municipios como Berriozar puedan usar su «hucha» que suma algo más de 4,63 millones de euros para dedicarla a las prioridades que se establezcan.

El alcalde de Berriozar, Raúl Maiza ha valorado en principio positivamente esta decisión aunque reconoce que ya vienen «tirando de remanente» en los últimos meses para distintas necesidades como por ejemplo, el pago de las nóminas de los empleados de Berrikilan, durante el confinamiento, o para nuevas inversiones como el futuro centro de día del centro de mayores municipal, así como el encargo de un estudio energético de la casa consistorial.

Maiza ha recordado que Berriozar ha cerrado el ejercicio pasado de 2019 «con 260.000 euros de superávit» y ha valorado que aquellos municipios como Berriozar que «trabajan como hormiguitas para tener un dinero» lo puedan destinar libremente.

Sin embargo, no todas las inversiones se están realizando con cargo a este importante remanente, sino que otras se han aprobado con cargo a las fiestas suspendidas como el nuevo aparcamiento de bicicletas junto a la biblioteca o la compra de algunos ordenadores.

10.000 euros más en limpieza por la Covid-19

El alcalde Raúl Maiza (EH Bildu) asegura que la crisis del coronavirus les ha supuesto a las arcas municipales en torno a 10.000 euros más en limpieza en los locales municipales, y ha destacado que el hecho de que estos trabajos se gestionen directamente desde una empresa pública municipal como Usalanda les ha permitido «que el gasto no fuera superior».

Nuevas inversiones eficientes

Desde el Gobierno Foral se ha recibido una ayuda de unos 200.000 euros para inversiones eficientes, y según ha explicado el alcalde se barajan realizar tres proyectos: el primero será el cambio de luminaria de la convencional a LED en varias calles del ‘polígono’ como son las calles Lekoartea, San Agustín y aledañas; un nuevo sistema de calefacción para los colegios Mendialdea; y una barredora eléctrica para el servicio de limpieza municipal. Maiza ha explicado que en principio, hay bastante consenso en estos tres proyectos, aunque no está cerrado. Estas inversiones se deben ejecutar en un plazo máximo de un año, es decir hasta septiembre de 2021.

Pamplona es la localidad con mayor remanente de la Comunidad foral, con un total de 17,5 millones de euros, seguida por Tudela (5,1 millones de euros), Egüés (4,7 millones), Berriozar, y Estella (3,7 millones). A continuación, están Galar (3,5 millones), Alsasua (2,9 millones), Corella (2,8 millones), Aranguren (2,6 millones), Cizur (2,4 millones), Ansoáin (2,2 millones), Cortes (2,1 millones), Funes (2,09 millones) y Cintruénigo (2,01 millones).

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.