Berriozar finaliza un edificio verde para sus 1.825 jóvenes

A falta de la jardinería y de la colocación del mobiliario, el Centro Juvenil-Gaztegune de Berriozar está prácticamente finalizado. Ubicado junto a la escuela de música y el paseo Basoa, con este “edificio verde para los y las jóvenes de Berriozar”, como resume el concejal de Urbanismo y Juventud, Raúl Maiza (Bildu), se atiende una antigua demanda vecinal y “se apuesta por la juventud, porque son el futuro, ofreciendo actividades por parte del Ayuntamiento y dando la oportunidad de que ellos se autogestionen”. Un proyecto, que prevén estará en marcha a finales de febrero, con el que pretenden que “la juventud de Berriozar se active”, así como que “su riqueza revierta en el resto del pueblo”, sostuvo ayer el alcalde, Xabi Lasa (Aralar NaBai).

El primer edil explicó que “se ha intentado hacer de forma económica, de forma austera -el coste total de la obra, el proyecto y la dirección de obra asciende a 586.000 € (IVA incluido)-, pero a la vez, haciendo de él un edificio pedagógico”. En este sentido, se refirió a que “aprovecha todas las energías renovables posibles, la energía solar, la orientación, etc., con el máximo rendimiento en el aprovechamiento energético renovable, buscando que sea una construcción amable con distintos sectores para que los jóvenes puedan acudir también en distintas edades y a realizar actividades diferentes. Además, en una zona céntrica en Berriozar, no queríamos que los jóvenes estuvieran apartados, y también en un entorno amable, como es el parque Basoa”.

 

El centro, diseñado por los arquitectos Javier Esquisabel y Fernando Martínez, tiene forma redondeada y su cubierta es verde. De arquitectura bioclimática, se organiza en torno a un patio circular y cuenta con tres aulas de actividades y una más grande de usos múltiples, cinco salas para colectivos (dantzas, zanpantzar…), un almacén para pellet, baños accesibles, una zona de administración, con oficina y almacén, y un espacio de dos alturas para gaztetxe o autogestión, “controlado pero más autónomo”, dijo Maiza. Asimismo, señaló que, además de dinamizar a la juventud, el Consistorio pretende “inculcarles la idea de la sostenibilidad, que aprendan cómo funciona, que lo sientan suyo, y que sea una alternativa a las bajeras, al ocio pasivo que existe”.

GESTIÓN ADMINISTRATIVA Junto a su carácter ecológico, cabe destacar que ha sido el Ayuntamiento el que ha construido este inmueble contratando durante once meses, a través del Servicio Navarro de Empleo, a seis trabajadores de Berriozar que estaban en paro. Una experiencia “muy positiva, con la que hemos acertado de lleno”, aseguró el edil. El jefe de obras del Consistorio, José Manuel Goldaracena, reconoció que “ha sido un reto; hemos tenido nuestros pequeños conflictos, pero ha ido muy bien”.

En cuanto a la gestión del servicio, explicaron que la técnica de Juventud está en excedencia y que, tras vencer el contrato de servicios con la empresa que desarrollaba los programas juveniles, se ha elaborado un nuevo pliego para la gestión del centro y de la programación que debe recibir el visto bueno de la Junta de Gobierno. Contempla un presupuesto de 40.000 euros al año y una duración de tres años, renovable cada año.

PASO A NIVEL

“QUEREMOS QUE DESAPAREZCA”

Aclaración al Gobierno. Xabi Lasa sostuvo ayer que “el Ayuntamiento de Berriozar quiere que desaparezca el paso a nivel, pero, mientras eso no suceda, lo que no estamos dispuestos es a que se busque una solución que perjudique más a Berriozar que el mantenerlo, que es lo que nos planteaba el Gobierno de Navarra con esas tres propuestas”. Mientras no se elimine el bucle ferroviario, el Consistorio plantea aumentar las medidas de seguridad en el paso a nivel y, para ello, ha solicitado reiteradamente una entrevista con Adif. – M.P.M.

APUNTES

De paja y local. Los principales materiales utilizados para construir el Gaztegune han sido paja, madera, cal y tierra. Además, Maiza destacó que se ha potenciado el comercio local, adquiriendo producto “100% navarro. Se ha mirado que sean productos de cercanía, materiales nobles, ecológicos y que generen el mínimo CO2”.

Climatización. El centro se calienta mediante invernaderos y se enfría “a través de unos tubos subterráneos que recogen el aire frío de la tierra y lo introducen dentro”, explicó el concejal. Como apoyo y para los días más extremos del invierno, hay tres estufas de pellet. Mobiliario. El Consistorio tiene una partida de 15.000 €, pero reutilizará material.

Encuesta. A petición de los jóvenes, que han participado en todo el proceso, se encuestará a los 1.825 jóvenes de 12 a 30 años -el 18,95% de la población- para conocer sus necesidades.

Centro de día. Maiza dijo que, con el Gaztegune, Berriozar queda “completo, a excepción de un centro de día”, para lo cual reclamó el apoyo del Gobierno foral.

Implicar a la juventud en la vida del municipio. El concejal Raúl Maiza abogó por implicar “a la juventud en la vida del municipio”, porque, “si apuestas por la juventud, se ven reforzados los carnavales, las fiestas… todas las actividades que se organizan”.

EUROS EL METRO2

750

El metro cuadrado del centro juvenil ha costado 750 €, cuando la media se sitúa en 1.300. En el auditorio llegó a alcanzar los 2.000

Fuente: noticiasdenavarra.com

También te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.