Berriozar congela los impuestos municipales para 2018

El pleno del Ayuntamiento de Berriozar aprobó además la plantilla orgánica para el año que viene, un asunto que derivó en polémica entre el equipo de Gobierno y los grupos de la oposición por la exigencia de la preceptividad del conocimiento de euskera a la plaza de gerente de recursos humanos

Berriozar, 30 de noviembre de 2017

El Pleno del Ayuntamiento de Berriozar aprobó en su sesión de este mes de noviembre congelar los impuestos municipales para 2018. La medida fue adoptada con el voto a favor del equipo de Gobierno de EH Bildu y Geroa Bai, y el apoyo de los grupos del PSN-PSOE e -I-E y la abstención del grupo de UPN.

La edil de Hacienda, Karmele Nadales explicó que  “el Ayuntamiento de Berriozar consideraba que no es necesario subir los tipos impositivos para el año 2018”, manteniéndose por lo tanto, los tipos impositivos del año pasado.

Sí que se actualizaron algunas tasas y precios públicos como el de grúa que sube de algo más de 79 euros a 82 euros, por el incremento del coste del servicio (que presta una empresa ajena al Ayuntamiento) y la previsión de un incremento del IPC para 2018.

El grupo de UPN planteo en este punto sin éxito una enmienda para las comunidades de vecinos no tuvieran que pagar casi 50 euros por el uso de una sala del Kulturgune para hacer reuniones, lo que algunos grupos como I-E la rechazaran por ‘populista’.

Alfonso Arnesto, de EH Bildu aseguró que no compartían que se cediera gratis salas a los vecinos por el sólo hecho de serlo.

La plantilla orgánica y el euskera, de nuevo con polémica 

Sin embargo, un pleno más, el asunto del euskera centró gran parte del debate con la aprobación de la plantilla orgánica con los únicos votos del equipo de Gobierno, el rechazo de los grupos del PSN y UPN y la abstención de I-E.

En el turno de intervenciones, la edil de Hacienda, Karmele Nadales se esforzó por detallar las modificaciones de la plantilla orgánica, como la exigencia de la valoración del conocimiento de euskera a tres plazas de limpieza, tras una sentencia del TAN que anulaba parte de lo recogido el año pasado con respecto a estas plazas en las que no se había tenido en cuenta, una circunstancia contraria a la ordenanza municipal del euskera. Otra de las modificaciones era la exigencia del nivel de preceptividad máximo de euskera, el P3, para la plaza de gerente de recursos humanos, así como cuestiones relativas a aumentos en los complementos de puesto de trabajo para varias plazas por motivos diversos.

Este hecho abonó las críticas del portavoz de UPN, Danie Cuesta que mostró su rechazo a que se valorara el conocimiento del euskera para las tres plazas de limpieza, cuando el año pasado y de forma unánime no se tuvo en cuenta, y avanzó que quizá seria conveniente revisar la ordenanza del euskera, lo que fue criticado por el portavoz de EH Bildu, Alfonso Arnesto.

Cuesta recordó que el mismo equipo de Gobierno que nombró “digitalmente” a un responsable de recursos humanos sin valorar tan siquiera el euskera, pretendiera ahora que cuando se saca la plaza a concurso-oposición se exigiera un ‘Ega’ de euskera para que la mayoría de vecinos no pudieran acceder a este empleo público.

Mientras, la portavoz del PSN Pilar Moreno insistió en que “con el actual equipo de Gobierno está claro  que los vecinos y vecinas que no sepan euskera no van a poder trabajar en este Ayuntamiento” y lamentó que EH Bildu “cree vecinos y vecinas de primero y de segunda”.

La portavoz de I-E, Teresa Burgui apeló a la necesidad de un mayor debate y tratar estas cosas de forma razonada antes del Pleno para valorar también “si es necesario o  no la figura de un gerente de recursos humanos en Berriozar”.

El alcalde, Raúl Maiza, quiso hablar además para recordar que esta necesidad se había planteado tras la jubilación del anterior secretario, y la existencia de una nueva secretaria que domina el euskera, por lo que se había planteado la preceptividad del euskera para una mayor coordinación de ambas plazas, y que es un camino en el que van adoptando este perfil como sucederá cuando se jubile el interventor o el arquitecto. Maiza ha subrayado que aunque esta plaza se refleje así en la plantilla orgánica, el consistorio no tiene intención de sacarlo a concurso el próximo año 2018.

Finalmente intervino la también edil de EH Bildu Olaia Juárez quien insistió en que había que hacer un debate sobre la necesidad de un consenso sobre la euskaldunización en Berriozar.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*