Berriozar colabora con el abastecimiento de agua potable en comunidades de Costa de Marfil

Berriozar se une a la causa del agua como motor de desarrollo sostenible

Berriozar, 30 de julio de 2018

Fundación Rode ha colaborado, en los últimos dos años, con más de 100 entidades navarras de diferentes ámbitos, entre ellas el Ayuntamiento de Berriozar  para que organizaciones locales de  diferentes países trabajen en ocho proyectos relacionados con el agua que han  requerido más de 900.000 euros. Este año se ha iniciado la Década del Agua para  el Desarrollo Sostenible y Navarra y su tejido asociativo no dan la espalda a esta
situación, tan grave en muchos países.

Varios ayuntamientos, la Mancomunidad  de la Comarca de Pamplona, como Berriozar Gobierno de Navarra y Fundación Caja Navarra, entre otros, se han implicado en la financiación de estos proyectos.En  concreto, en Costa de Marfil, se han instalado pozos solares para abastecer de agua potable  a cuatro comunidades con más de 6.000 beneficiarios gracias la Asociación Tu  salario solidario, la Fundación Caja Navarra y los ayuntamientos de Cascante,  Berriozar, Ansoáin y Pamplona y al Fondo Navarro de Cooperación (formado por  más de 100 entidades locales).

Según los datos de la ONU más de 2.000 millones de personas carecen de acceso  a agua potable y más de 4.500 millones no tienen servicios de saneamiento  adecuados. Para el año 2050, se prevé que una de cada cuatro personas vivirá en  un país donde la falta de agua dulce será crónica o recurrente. Urge fomentar una  visión responsable y una actitud solidaria en la gestión y el cuidado de esta  riqueza común ya que el agua constituye un recurso básico para el desarrollo  humano, social, económico y cultural.

Si la pasada década del agua celebrada se enfocaba en ser fuente de la vida en  esta ocasión se subraya el agua como motor de desarrollo sostenible.

Este  recurso resulta fundamental en el desarrollo de las comunidades y, en muchos  países, en el desarrollo de la mujer y la niña ya que tradicionalmente son ellas las  encargadas del abastecimiento del agua. Garantizar el acceso al agua y el  saneamiento, no solo erradica muchas de las enfermedades más graves, sino que permite a las mujeres y niñas orientar sus esfuerzos hacia la  educación o el emprendimiento.

Desde el ámbito local, este reto lo abordan organizaciones, como la Fundación  Rode, que trabajan junto a socios locales en terreno con el objetivo de garantizar  el derecho universal al agua. Más de cien entidades navarras han respaldado en  los dos últimos años esta iniciativa de la mano de Rode a través de ocho  proyectos relacionados con el agua.

La labor de Fundación Rode trata de tender puentes entre las asociaciones  locales de cada país que ejecutan los proyectos y las entidades financiadoras. Esa  labor de intermediación es clave para poder conseguir recursos y poner en  marcha el proyecto. Sirvan como ejemplo los siguientes proyectos.

También el propio Fondo de Navarro de Cooperación, junto con los ayuntamientos del  Valle de Egüés, Barañain, Burlada y Huarte, y la Mancomunidad de la Comarca  de Pamplona han financiado un programa de intervención a tres años en  Turkana Norte, Kenia. Gracias al abastecimiento de este recurso básico, tres  comunidades de pastores semi-nómadas han podido mejorar su salud, higiene,  nutrición, pastoreo y actividad agrícola.

La escasez de lluvia impedía la existencia de cultivos y obligaba a las  comunidades a ser nómadas en busca de agua para el consumo humano y de los  animales. Gracias a las canalizaciones se ha podido introducir la agricultura en  estas comunidades logrando una mejora en la alimentación y una nueva  actividad económica. Como indica el lema de esta intervención, “El agua es solo  el principio”.

En Nigeria, con la Fundación Caja Navarra, se está construyendo un pozo que  abastecerá a un Centro de Capacitación de la Mujer y a 12 comunidades rurales  de la zona.

En Perú, en el marco de una intervención integral, se instaló un sistema de riego  por aspersión para 20 familias para la mejora de su actividad agrícola con la  financiación del Gobierno de Navarra.

Las intervenciones no se limitan a proporcionar agua para el consumo sino que  funcionan como palanca del desarrollo en la zona. Desde Rode aseguran que,  partiendo de una intervención para el abastecimiento del agua se han logrado  grandes avances en el desarrollo de las comunidades como la diversificación de  sus actividades económicas (agricultura), la creación de Centros MaternoInfantiles, el emprendimiento de las mujeres en pequeños negocios locales, la  construcción de centros sociales y culturales y la mejora en las prácticas de  higiene y atención médica.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.