Un misterioso coche fúnebre y un ataúd vacíos alarman al vecindario en Berriozar

El coche estacionado junto al comercio Covirán Iracheta de Berriozar, y a pocos metros de la Iglesia de San Esteban no ha pasado inadvertido para los vecinos que pensaban que alguna persona había fallecido

Pamplona/Iruña, 29 de abril 

La aparición de un misterioso coche fúnebre con un ataúd vacío ha provocado una polvareda este sábado por la mañana entre los vecinos de Berriozar.

El coche estacionado junto al comercio Covirán Iracheta de Berriozar, y a pocos metros de la Iglesia de San Esteban no ha pasado inadvertido para los vecinos que pensaban que alguna persona había fallecido.Sin embargo, el coche fúnebre no tenía ninguna rotulación de ningún tanatorio ni servicio fúnebre ni nadie tenía conocimiento de deceso alguno en la zona.

Finalmente, y tras llamar a la Policía Foral, que se ha personado para tratar de localizar al propietario del vehículo todo se ha aclarado. En concreto según cuentan fuentes de Policía Foral, una patrulla de seguridad ciudadana ha controlado el vehículo porque el titular de esa matrícula figuraba a nombre de una persona no de empresa fúnebre, como suele ocurrir en estos casos. Han solicitado apoyo de patrulla de Tráfico, pero finalmente se encontraba en regla en cuanto a los requisitos administrativos (seguros, ITV, etc.), por lo que nada más han hecho.

Se trataba de un vecino de Berriozar que ha adquirido el vehículo y el ataúd, en una página de segunda mano, según ha explicado a algún vecino, para una huerta.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*